Descubre La sombra del cardenal

EL LIBRO

EL AUTOR

LOS LUGARES

LA HISTORIA

PRESENTACIONES

COMPRAR

Retrato de Martín Lutero,
a los 46 años de edad.

Libro La sombra del cardenal

Cuadro de Tiziano en el que
se representa una sesión
del Concilio de Trento.

Otra representación del Concilio
de Trento, de artista desconocido.

 

Viajando a través de la historia

La sombra del cardenal tiene como transfondo los años posteriores a la clausura del Concilio de Trento. En la trama de la historia se mezclan lugares, personajes y hechos reales, pero ¿cuáles son estos hechos? ¿Cuál es la base histórica en torno a la que gira la novela? El propio autor nos lo cuenta en este texto.


Texto: Jesús Ávila Granados


El siglo XVI fue uno de los períodos más importantes para el mundo occidental. Desde el Nuevo Mundo llegaban a España los barcos llenos de riquezas, gran parte de las cuales pasaban de largo a los ojos de las gentes más humildes, para instalarse en las arcas de los segmentos más privilegiados de la sociedad. Mientras, en las Alpujarras, los moriscos, descendientes de los antiguos nazaríes, desafiaban a los tercios de Flandes, en un intento por recuperar la cultura y la tierra perdida. En Roma, en 1527, se vivió el «Saco»; durante aquellas sangrientas jornadas los ejércitos de nuestro emperador Carlos I recordaron a todo el mundo quién era el referente de la Cristiandad. En Alemania nacía una corriente religiosa que se oponía frontalmente a la oficial, protagonizada por un antiguo monje agustino, Martín Lutero, que desafió a la Iglesia, creando una forma distinta de ver las Escrituras. La Reforma arrastró con otros líderes de corrientes opuestas al catolicismo en Francia, Holanda, Suiza…; algunos de cuyos líderes fueron quemados en la hoguera. A pesar de ello, sus semillas lograron abrir una profunda brecha en el seno de la Europa cristiana, y el emperador español se proclamó baluarte de la fe oficial, luchando en numerosos frentes desde el Mediterráneo al Báltico y desde los Alpes al Atlántico.

Una vez ya apaciguados los combates, aunque con cierto respeto a las nuevas corrientes religiosas, la Iglesia comprendió la necesidad de dar luz verde a un nuevo sínodo, un concilio ecuménico que dejara todos los conceptos de la fe bien establecidos. Este sínodo, por voluntad de Carlos I, se fijó en la ciudad de Trento, capital del principado tridentino, tierra de profundos principios cristianos, y muy próxima a la Europa de la Reforma luterana, como señal de advertencia a todas las corrientes —llamadas «heréticas» por el Vaticano— que chocaban frontalmente con los principios ortodoxos del Catolicismo romano.

Trento era, a mediados del siglo XVI, una ciudad rica, de grandes palacios, hermosos jardines, de animados mercados y reputadas familias; capital de un principado, con súbditos leales al cardenal, máxima autoridad de esta región de la Italia alpina. El concilio tuvo unas notables repercusiones en el desarrollo de la vida de esta ciudad, y también de todo el principado. Este esplendor llamaría la atención de otros poderes vecinos a Trento, como fueron el conde del Tirol, por el norte, y el dux de la ciudad de Venecia, al sur. Trento establecía un nexo de unión con los soldados españoles a través de la ciudad de Milán.

En medio de todos estos convulsos años se desarrolla la aventura de La sombra del cardenal, donde el lector tiene oportunidad de comprender algunas de las intrigas que, en forma encriptada, van a ir desvelando los protagonistas a lo largo de la trama de esta novela histórica. No se comprendería el Trento de nuestros días sin aquel convulso período del Renacimiento.


Leer más información sobre los personajes y la historia.

© 2013 Ushuaia Ediciones || Encuéntranos en: Web Ushuaia Ediciones Web | Facebook Ushuaia Ediciones Facebook | Twitter Ushuaia Ediciones Twitter | YouTube Ushuaia Ediciones YouTube | Pinterest Ushuaia Ediciones Pinterest